Cecina de Ciervo loncheada 100gr. Catedral de la Caza

10,00 € IVA Incluido 9,09 € sin IVA 10.0 EUR

9,09 €

Este producto es para clientes mayoristas. Inicia sesión para añadirlo a tu solicitud de presupuesto.

Recuerda que puedes visitar nuestra sección Lydia's select donde encontrarás multitud de productos listos para comprar sin cantidad mínima

¿Interesado en adquirir productos al por mayor? Registrate en nuestra página.


Pedido Minimo: 1 Caja de 20 Unidades
Precio : Por Unidad


Deliciosa Cecina Premiada en los Premios Gran Selección 2012

Delicatessen


Gastronomía típica de los Montes de Toledo. Alta calidad desde el origen.

Cecina de Ciervo: elaborada de forma artesanal, sorprendente, deliciosa, exclusiva. Posiblemente la mejor cecina de ciervo de España. Seleccionada exclusivamente de la pierna de jabalí, se trata de un producto de una calidad sin igual.
Premiada en los Premios Gran Selección 2012.

Presentación: 100 gramos. (Envasado a vacío)

Ingredientes: Pierna de ciervo (95%), aceite de oliva virgen extra, vino (SULFITOS), agua, ajo, especias, sal común, azúcar, antioxidantes (E-300, E-392), pimienta, corrector de la acidez (E-331iii), conservador (E-252) y orégano. 

Alergenos: SULFITOS.

Consejos de uso: producto muy práctico, listo para su consumo directo. 


Con respecto a la carne de ciervo:

La carne de ciervo es muy magra y recia, pero eso sí, con menos calorías, colesterol y grasas que otras carnes rojas

La carne de ciervo es una carne con unas características nutricionales muy definidas: es una carne recia en buena parte de sus piezas y suele ser muy sabrosa. Las partes más tiernas, como el solomillo o el lomo, se pueden hacer simplemente a la parrilla, mientras que las demás hay que guisarlas.

La carne de ciervo o carne de venao, también reciben ese nombre las carnes procedentes de los alces y de renos, todos ellos pertenecientes a la familia de los cérvidos. Una de sus propiedades más característica, es que es muy magra y, además, suele tener menos calorías, colesterol y grasa en comparación con otras carnes rojas que solemos comer habitualmente en casa, procedentes de ternera, cerdo, incluso cordero.

Desde un punto de vista nutricional, la carne de ciervo posee una alta cantidad de vitamina B12, al igual que otras del propio grupo B. Por otro lado, contiene mucho hierro y proteínas.